Una Organización con clara vocación de Auxiliar a la Justicia. Código Deontológico especifico para el Perito Judicial. La Ciencia y Tecnología al servicio de la Justicia.

La Seguridad de un Peritaje con Total Objetividad e Imparcialidad! Nuestros Dictámenes y la actuación de nuestros Peritos son a solicitud de los Tribunales de Justicia.

La Asociación Independiente de “Peritos Judiciales”, se crea con el principal objetivo de regular mediante normativa legal la figura del Perito Judicial como una profesión totalmente liberal e independiente que contribuya decisivamente al fortalecimiento y funcionamiento de la Administración de Justicia. Para ello desde ésta asociación y en representación de sus asociados se realizaran cuanta gestiones legales sean necesarias ante los poderes públicos y políticos para alcanzar dicho reconocimiento de forma oficial.

La importancia creciente del Perito Judicial a partir de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil (año 2000) hace necesario que se regule la formación académica especifica y conocimientos técnicos y profesionales adecuados para desarrollar dicha profesión en el campo de la PERICIA JUDICIAL por ello, la Asociación Independiente de Peritos Judiciales va a dedicar todos su esfuerzos para que los integrantes de la misma obtengan una titulación propia y especifica en Pericia Judicial que ya están impartiendo algunas Universidades y para que dichas titulaciones obtengan el carácter de oficial como paso previo a la creación del Colegio Oficial de Perito Judiciales. La necesidad de contar con una organización colegial es fundamental, por un lado, sirva de garantía y protección a los intereses generales de la sociedad y, por otro, sirva a los propios intereses profesionales mediante la asistencia, formación y protección de sus miembros.

Otros de los objetivos planteados es la protección frente al intrusismo profesional, competencia desleal y abusivos honorarios que va en detrimento del ciudadano, que hacen indispensable la ordenación de la profesión y su control deontológico, constituyendo dichos aspectos las razones de interés público que avalan la creación del Colegio Profesional, del tal forma nuestra asociación ya da el primer paso en ese sentido creando el Código Deontológico especifico y un Baremo orientativo de honorarios por la actuación profesional de sus asociados.

Se trata, por tanto, realizar los esfuerzos correspondientes para que se introduzcan las modificaciones sustanciales y sin reservas por parte de los poderes públicos y políticos con el objeto de conseguir que la Profesión del Perito Judicial sea reconocida con la importancia que tiene a tenor del peso especifico que juega dentro del Organigrama de la Administración de Justicia, todo ello, potenciaran los valores constitucionales que se basan en el respeto de los derechos fundamentales y en los principios democráticos.

Conoce la asociación

Idoneidad del Perito Judicial
Con independencia de la dificultad propia que entraña la emisión del informe pericial tenemos que añadir las de la función estrictamente Pericial Legal, que por la trascendencia de su trabajo; el Juez debe tomar decisiones muy importantes y de grandes consecuencias (prisión, incapacitación, inhabilitación, indemnizaciones, etc.) que implican una gran responsabilidad. Esa responsabilidad no sólo es del juez sino también de los que les asesoran en las materias que desconocen y que por medio del Informe o Dictamen Pericial se informan en aquellos asuntos que desconocen.

En la actualidad y ante el vació legislativo existente en torno a la figura Profesional del PERITO JUDICIAL, que sean idóneos y que se dediquen en exclusividad a la profesión, los diferentes órganos judiciales están siendo asesorados por personas que si bien en algunos casos tienen la titulación oficial, diplomatura o conocimientos adecuados en una determinada materia, no poseen la formación ni experiencia legal idónea (Pericia Judicial o Forense) y además, lo que es más importante y preocupante es que puedan incurrir en motivos de “tachas o recusaciones” en los procedimientos que deban actuar por tener algún tipo de interes/es, relación/es directa/s o indirecta/s como consecuencia (Relaciones de amistad, enemistad, contractual, etc.) de la actividad laboral o profesional primaria que ejercen al estar integrados en, organizaciones, entidades, colegios profesionales, etc., en los cuales desarrollan su verdadera profesión, deben emitir informes o dictamen periciales ex-parte. (468.2 L.E.Cr).

La Asociación Independiente de “Peritos Judiciales” mediante sus estatutos tiene como principal objetivo lograr una regulación mediante normativa legal de la figura del Perito Judicial como una profesión totalmente liberal e independiente que contribuya decisivamente al fortalecimiento y funcionamiento de la Administración de Justicia. Para ello desde ésta asociación y en representación de sus asociados se realizaran cuanta gestiones legales sean necesarias ante los poderes públicos y políticos para alcanzar dicho reconocimiento de forma oficial.

Requisitos de Ingreso

1. Solicitud de ingreso conjuntamente con documento de Identificación personal, currículo vitae, y cuatro fotografías.

2. Certificado de antecedentes penales.

3. Declaración Jurada de no haber sido sancionado civilmente, penalmente o profesionalmente con anterioridad, ni estar incurso en ninguna incompatibilidad laboral con Abogados, Procuradores, Gestores o funcionarios de la Administración de Justicia o tener relación de carácter laboral con Compañia, Mutua o Entidad Aseguradora u organizaciones afines.

4. Fotocopia/s compulsada/s del/os título/s de la/s especialidad/es otorgado por Asociaciones profesionales o Centros de enseñanza públicos y privados de los diferentes países y administración de Justicia.

5. Cerificado de Secretario Judicial o de la administración de Justicia, con relación de los Juzgados en los que ha desempeñado funciones como perito judicial en los últimos tres años.

6. Certificado de estudios cursados.

7. Certificado de empadronamiento.

8. Fotocopia D.N.I.

9. Seguro de Responsabilidad Civil.

10. Curso de Especialización de «Perito Judicial» (Pendiente de nueva Convocatoria).

11. Se establece un único pago de 900 €, como derecho de entrada a la Asociación. La cuota trimestral de asociado es de 75 €.-

El ingreso se producirá previa aceptación de la Junta Directiva y su denegación podrá recurrirse ante la Asamblea General.

Solicitud Ingreso a: info@judiciales.es

Especialidades

Antropología, Criminología, CRIMINALÍSTICA; Investigación y Reconstrucción de Agresiones Fisicas y Psicologicas.
Analista de Información Empresarial y Socio Laboral.
Arquitectura Forense.
Automoción y Reconstrucción de Accidentes.
Biología; ADN, Toxicologia (Metales pesados).
Ecología y Medioambiente.
Documentoscopia, Grafística, Grafología (Pericia Caligráfica-Grafológica), Datiloscopía.
Derecho, Economía, Sociología, Filosofía, Ética y Literatura de Ensayo, Científica, Técnica y de Ficción, etc.
Ecología y Medioambiente.
Gemología, Metales preciosos y Joyas.
Higiene y Seguridad Laboral.
Ingeniería; Industrial, Caminos Puertos y Canales.
Inteligencia Artificial, Hardware, Software y Normalización para Informática Forense, Telemática, Cristología, Acustica e Imagen Forense; Reconocimiento de la Voz y la Imagen.
Investigación Mercantil y Comercial.
Matemática Aplicada e Ingeniería, Física, Química, Astronomía. Teoría de la Información Digital y Analógica, Electrónica, Óptica y Acústica.
Mecánica, Aeronáutica, Navegación.
Medicina Forense, Cirugía Plástica y reparadora, Odontologia Forense.
Pedagogía, Psicología, Psiquiatria.
Propiedad Industrial e Intelectual (Antipiratería).
Valoracion del Daño Corporal.
Valoración de Empresas, Mercados, Negocios y bienes Muebles e Inmuebles.

Honorarios
NORMAS GENERALES Y COMUNES

Primera. – Función de las normas.

Las presentes normas tienen carácter meramente orientador, excluyente del automatismo en su aplicación y pretenden facilitar al Perito Judicial el cometido de fijar los honorarios devengados en el ejercicio profesional.

Segunda. – Bases para la minutación.

La fijación de honorarios tendrá como base, siempre, el trabajo profesional realizado y su mayor o menor complejidad, el tiempo empleado, la dificultad específica que en cada caso concurra, la cuantía real del/os Bien/es, así como los intereses – económicos o no – en juego.

Tercera. – Asuntos no contemplados en las presentes normas.

En los asuntos que no resultaran previstos por las presentes normas, se fijarán los honorarios por analogía, atendiendo a los criterios prevenidos en la norma anterior.

Cuarta. – Revisión de los importes mínimos.

Las cantidades fijadas como honorarios orientadores en estas normas serán actualizadas anualmente conforme a las variaciones que experimente el índice general de precios de consumo o índice que lo sustituya. No procederá tal revisión respecto de los importes que resulten de la aplicación de un porcentaje.

Quinta. – Forma de distribuir y percibir los honorarios.

Los honorarios se distribuirán y percibirán en la forma y proporción que expresamente establecen estas normas y, si nada dispusieran, aplicándolas por analogía.

En todo caso la factura deberá especificar con detalle suficiente los honorarios correspondientes a las diferentes actuaciones de modo que puedan ser comprendidos y, en su caso, impugnados como improcedentes o excesivos por quien deba satisfacerlos.

Sexta. – Arbitraje de la Junta de Gobierno.

En el supuesto de que surgieran discrepancias entre un Perito y su cliente sobre el derecho a la percepción de honorarios y/o sobre su importe, la Junta de Gobierno señalará, en equidad, los que corresponden, siempre y cuando los discrepantes, por escrito y con las formalidades exigibles, se sometieren expresa y previamente a aceptar el criterio de la Junta.

Por realización de estos arbitrajes y para atención de las necesidades de la Asociación se percibirán los siguientes porcentajes:

Hasta 30 Euros………………………………………….10%
Lo que exceda hasta 150 Euros…………………… 8%
Lo que exceda hasta 300 Euros…………………… 6%
Lo que exceda hasta 601 Euros…………………… 3%
Lo que exceda de 601 Euros……………………….. 1%
Séptima. – Gestión de cobro por la Junta de Gobierno.

Los Peritos podrán solicitar de la Junta de Gobierno que realice la gestión de cobro en vía extrajudicial del importe de los honorarios que se adeudaren.

Durante el plazo de un mes, a contar desde el día siguiente en que hubiere sido entregada la minuta impagada a la Junta de Gobierno, ésta efectuará la gestión encomendada. Si se lograre el cobro o por su gestión el Perito percibiere los honorarios objeto de la reclamación, la Asociación percibirá el 4% del importe de la minuta cobrada. Si, por el contrario, la gestión no hubiere resultado positiva en el plazo antes señalado, se le devolverá al Perito la minuta por él librada para que pueda proceder a su cobro por el cauce que considere adecuado.

Octava. – Pluralidad de interesados en la pericia.

Cuando la actuación profesional judicial o extrajudicial se realice en nombre o interés de una pluralidad de personas físicas o jurídicas a quienes se minute conjuntamente, los honorarios podrán ser elevados hasta en un 25%.

Novena. – Tributos.

El importe de las minutas que se formulen de acuerdo con las presentes normas se entiende IVA excluido, por lo que el importe habrá de ser adicionado en el tanto por ciento que corresponda según la legislación fiscal vigente en el momento del devengo o en el de cobro.

Décima. – Normas de honorarios aplicables.

Los honorarios se regirán por las normas vigentes al tiempo de terminación de las intervenciones profesionales por cuyo motivo se devenguen.

Undécima. – Interpretación de las normas.

La Junta de Gobierno de la Asociación resolverá cuantas dudas y dificultades surjan en la interpretación y aplicación de las presentes norma, con facultades, incluso, para autorizar en casos concretos y por razones de equidad, la percepción de honorarios en cuantía inferior a la resultante de la aplicación de las normas correspondientes.

Código Deontológico

CAPÍTULO 1 - Introducción

Noción, antecedentes y propósito del Código de Ética

1. La Asociación de Peritos Judiciales ha considerado que es esencial instaurar un Código Deontológico para los profesionales que la componen.

2.Un Código de Ética constituye una exposición que abarque los valores y principios que guían la labor y función pública que debe ejercer el Perito Judicial de los Tribunales en ejercicio del cargo conferido de oficio en auxilio de la justicia. La independencia, las facultades y las responsabilidades del Perito Judicial en el ámbito privado y público que requieren unas exigencias éticas a la Asociación y a los profesionales que la componen y que son requeridos por los tribunales para intervenir como Perito Judicial de oficio. El código deontológico de los Peritos Judiciales que actúen en los diferentes órganos judiciales y tribunales de España, teniendo en cuenta tanto las exigencias éticas de la función pública en general como las exigencias específicas del Perito en particular, incluidas las obligaciones profesionales de éste.
3. La conducta del Perito Judicial debe ser irreprochable en todos los momentos y todas las circunstancias. Cualquier deficiencia en su conducta profesional o cualquier conducta inadecuada en su vida personal perjudican la imagen e integridad de la figura del “Perito Judicial”, a la organización que representa, la calidad y la validez de su labor en el ámbito Jurídico, y puede plantear dudas acerca de la fiabilidad, la competencia e idoneidad profesional tanto del perito profesional como el de la propia organización que lo alberga. La adopción y la aplicación de un código de ética para la función del Perito Judicial en el sector público, como los distintos órganos pertenecientes a la Administración de Justicia y otros organismos oficiales y privados que promuevan la confianza e independencia del Perito Judicial en su actividad profesional.
4. Tiene una importancia fundamental que la Asociación Independiente de Peritos Judiciales y sus miembros susciten credibilidad y confianza. Garantizar la idoneidad del Perito Judicial mediante la adopción y la aplicación de las exigencias éticas de las nociones encarnadas en los siguientes conceptos claves; integridad, independencia, objetividad, confidencialidad y competencia profesional.

CAPÍTULO 2 - Seguridad, Confianza y Credibilidad
5 El poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y la ciudadanía en general tienen derecho a esperar que la conducta y la actuación del Perito Judicial sean irreprochables, no susciten sospechas y sean dignos de respeto y confianza. .
6. El Perito Judicial debe conducirse de un modo que promueva la cooperación y las buenas relaciones entre los demás peritos y dentro de su profesión. El apoyo de la profesión por parte de sus miembros y su cooperación recíproca constituyen elementos esenciales de la profesionalidad. La confianza y el respeto público que suscita el Perito Judicial es consecuencia, básicamente, de la suma de logros de todos los Peritos Judiciales, anteriores y actuales. Por consiguiente, tanto a los peritos como a la ciudadanía en general les interesa que el Perito Judicial trate a sus colegas de una forma justa y equilibrada.
7. El poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y el público en general y las demás entidades en general deberán tener una plena garantía de la justicia y la imparcialidad de toda la labor del Perito Judicial. Por consiguiente, es esencial que exista un Código de Ética nacional o un reglamento semejante que rija y regule la prestación de sus servicios como auxiliar de la justicia.
8. En todos los sectores de la sociedad existe la necesidad de credibilidad. Por consiguiente, resulta esencial que el Perito Judicial que es llamado a intervenir como “un tercero” experto en una materia y en un procedimiento dado, sus informes y dictámenes sean considerados de la máxima precisión y fiabilidad.
9. Toda la labor realizada por los profesionales que desempeñan el cargo conferido de oficio como Perito Judicial de los tribunales debe contrastarse mediante la inspección realizada por el Consejo del Poder Judicial, Ministerio de Justicia, Tribunales Superiores de Justicia y/o Administración de Justicia, mediante una evaluación pública acerca de su corrección, y examen comparativo con un Código de Ética nacional acorde a la función específica que deben desarrollar.
10. La integridad constituye el valor central de un Código de Ética. El Perito Judicial de los tribunales está obligado a cumplir normas elevadas de conducta (p. ej. honradez, imparcialidad, objetividad) durante su trabajo y en sus relaciones con el personal de las distintas administraciones de justicia. Para preservar la confianza tanto del tribunal como el de la sociedad en general, la conducta del Perito Judicial debe ser irreprochables y estar por encima de toda sospecha o duda.
11. La integridad puede medirse en función de lo que es correcto y justo. La integridad exige que el Perito Judicial de los tribunales se ajuste tanto a la forma como al espíritu de las normas de su profesión y de ética. La integridad también exige que el Perito Judicial se ajuste a los principios de objetividad, imparcialidad e independencia, mantenga normas irreprochables de conducta profesional, tomen decisiones acordes con el cargo para el que han sido requeridos, y apliquen un criterio de honradez absoluta en la realización de su labor.
12. Para el Perito Judicial de lo tribunales es indispensable la independencia e imparcialidad en su actuación con respecto a las partes intervinientes de un proceso judicial y otros grupos de intereses externos. Esto implica que el Perito Judicial no la disminuya por ningún concepto, para la consecución del objetivo de la pericia en que tenga que emitir su dictamen pericial.
13. El Perito Judicial no sólo debe esforzarse por ser independiente de las entidades que han solicitado al tribunal su intervención y de otros grupos interesados, sino que también deben ser objetivos al tratar las cuestiones de los temas sometidos a revisión.
14.Es esencial que el Peritos Judicial no sólo sea independientes e imparcial de hecho, sino que también lo parezca.
15. En todas las cuestiones relacionadas con la labor de la Pericia Judicial, la independencia del Perito Judicial no debe verse afectada por intereses personales o externos. Por ejemplo, la independencia podría verse afectada por las presiones o los influjos externos sobre los Peritos pertenecientes a algún colegio o asociación profesional; por los prejuicios de éstos peritos acerca de las personas, las entidades en donde deben actuar, los proyectos o los programas; por haber trabajado recientemente en la entidad solicitante; o por relaciones personales, corporativas o financieras que provoquen conflictos de lealtades o de intereses. El Perito Judicial de los tribunales está obligado a no intervenir en ningún asunto en el cual tengan algún interés personal, ya sea directo o indirecto o de cualquier otra índole.
16. Se requiere objetividad e imparcialidad en toda la labor efectuada por el Perito Judicial de los tribunales, y en especial en sus dictámenes, que deberán ser exactos y objetivos. Las conclusiones de los dictámenes e informes, por consiguiente, deben basarse exclusivamente en las pruebas obtenidas científicamente, técnicamente o empíricamente y unificadas de acuerdo a los principios de su leal saber y entender con las normas y aplicación de su ciencia, arte o profesión.
17. El Perito Judicial de los tribunales deberá utilizar la información aportada y obrante en autos. Esta información deberá tenerse en cuenta de modo imparcial en los dictámenes expresados por el Perito Judicial que también deberá recoger información acerca de los enfoques de la parte solicitante y otros intervinientes. Sin embargo, estos enfoques no deberán condicionar ni influir en las conclusiones propias del Perito Judicial.
18. Es importante mantener la neutralidad política (Jueces, magistrados, fiscales, abogados, actora, demandada, denunciante, denunciado, etc) tanto la real como la percibida por el propio perito judicial. Por lo tanto, es importante que el Perito Judicial conserve su independencia con respecto a las posibles influencias jerárquicas o políticas para desempeñar con total imparcialidad sus responsabilidades en su actuación profesional. Esto es relevante para el Perito Judicial que trabaja en estrecho contacto con los distintos órganos judiciales, y demás órganos de la Administración facultados por la ley para tomar en consideración los informes del Perito Judicial de los tribunales.
19. También es importante destacar que, cuando un Perito Judicial se dedica, o estudia la posibilidad de dedicarse, a actividades políticas, cargos corporativos, colegiales, etc., tengan en cuenta la forma en que tal dedicación podría afectar y/o parecer que afecta su capacidad para desempeñar con total imparcialidad y objetividad sus obligaciones profesionales. Tienen que ser conscientes de que tales actividades pueden provocar conflictos o intereses personales y/o profesionales.
20. Cuando el Perito Judicial se dedica a asesorar o a prestar servicios en el ámbito privado como; compañías de seguros, reaseguros, entidades crediticias, financieras, etc. distintos al de una entidad pública, hay que procurar que estos servicios no lleven a un conflicto de intereses directos o indirectos, amistad o enemistad manifiesta o relación contractual. En particular, el Perito Judicial debe garantizar que dichos servicios o asesoramiento no incurran en ningún tipo de responsabilidades o facultades de gestión, que pongan en duda el desempeño de sus funciones en un cargo público (Ejemplo; Tachas, recusación, aceptación y juramento de cargo o nombramiento según art. 24.2 C.P.).
21. El Perito Judicial deberá proteger en todo momento su independencia y evitar cualquier posible conflicto de intereses rechazando regalos o gratificaciones que puedan interpretarse como intentos de influir sobre la independencia y la integridad de su actuación.
22. El Perito Judicial debe evitar en lo posible toda clase de relaciones con las partes implicadas y del personal del tribunal requiriente y otras personas intervinientes que puedan influir, comprometer o amenazar la capacidad del Perito Judicial para actuar con total independencia, imparcialidad y objetividad en el desempeño de sus funciones.
23. El Perito Judicial del Tribunal en ejercicio de la función conferida y en consecución del objeto y alcance de la pericia encomendada, no deberá bajo ningún concepto facilitar a ninguna de las partes o sus representantes legales ningún tipo de información que pueda revelar o anticipar el resultado final de su dictamen, sin previo conocimiento y consentimiento del órgano instructor.
CAPÍTULO 3 - SECRETO PROFESIONAL
24. El Perito Judicial no deberá utilizar su cargo o designación oficial con propósitos privados y deberán evitar relaciones que impliquen un riesgo de corrupción o que puedan suscitar dudas acerca de su objetividad e independencia.
25. El Perito Judicial no deberá utilizar ningún tipo de información privilegiada ni de ninguna otra índole recibida en el desempeño de sus funciones como medio de obtener beneficios personales para él o para otras personas. Tampoco deberán divulgar informaciones que otorguen ventajas injustas o injustificadas a otras personas.
26. La información obtenida por el Perito Judicial en el transcurso de las diligencias de estudio, análisis, inspecciones, etc. dentro del proceso de la pericia que este llevando a cabo no deberá revelarse a terceros, ni oralmente ni por escrito, hasta el momento de la entrega al tribunal de su dictamen y posterior ratificación a presencia judicial o en la vista del juicio oral.
CAPÍTULO 4 - Competencia Profesional
27.Los Peritos Judiciales tienen la obligación de actuar en todo momento de manera profesional y de aplicar elevados niveles profesionales en la realización de su trabajo con objeto de desempeñar sus funciones y responsabilidades de manera competente, con imparcialidad y objetividad.
28. El Perito Judicial no debe aceptar ningún encargo en el que no pueda llevar a cabo su trabajo por no ser de su competencia o no poseer los conocimientos necesarios para su correcta actuación.
29.El Perito Judicial de los Tribunales debe conocer y cumplir las normas legales que garanticen, los procedimientos y las prácticas aplicables a la especialidad en la que interviene. De igual modo, debe entender adecuadamente los principios y normas constitucionales, legales e institucionales que rigen el desempeño y actuación del Perito Judicial de los Tribunales.
CAPÍTULO 5 - Actuación Profesional
30. El Perito Judicial debe ejercer el cargo conferido por el Tribunal con la profesionalidad debida en la realización y supervisión del objeto de la Pericia encomendada dentro del ámbito de su especialidad y en la posterior elaboración de sus dictámenes periciales correspondientes.
31. El Perito Judicial nombrado por el Tribunal debe emplear métodos y prácticas de la máxima calidad y fiabilidad posible en su actuación de acuerdo a la “Lex Arti”. En la realización de la Pericia y la emisión del “Dictamen Pericial Judicial”.
32. El Perito Judicial tiene la obligación de actualizar contantemente para mejorar las capacidades requeridas para el mejor desempeño de sus responsabilidades profesionales adquiridas al aceptar el cargo conferido por el Tribunal.
El Presente Código Deontológico ha sido aprobado unánimemente por todos los miembros promotores de la Asociación independiente de Peritos Judiciales en la reunión constituyente celebrada el día 12 de Marzo de 2.007.
Escuela de Formación y Perfeccionamiento de Peritos Judiciales

CURSOS

Curso de Capacitación Prof.: Perito Judicial

Curso de Tasación de Inmuebles

Curso de Investigación de Accidentes

Curso de Perito Calígrafo Judicial

Contacta con nosotros

info@judiciales.es

615957512 / 952564156

Entidad registrada con número 7514 Sección 1ª Departamento de Justicia y Administración Pública de la CCAA de Andalucía y 599206 del Registro Nacional del Ministerio del Interior.

Copyright © 2019 Judiciales. Todos los derechos reservados.